Historia

CL Grupo Industrial es la historia de Ricardo Leal, un empresario extremeño que inició su andadura en los negocios con 14 años, cuando entró a trabajar como aprendiz de relojero, y que ahora lidera un grupo empresarial que espera facturar este año 400 millones de euros, con presencia en 18 países.

Se trata de un grupo de capital 100% español que integra sectores tan diversos como el industrial, el energético o el retail, todo ello porque Leal no quiso conformarse con ser joyero y vio en la venta directa un camino al éxito.

La historia de este empresario de Jerez de los Caballeros se inició en la década de los setenta, cuando pasó de trabajar como aprendiz en una joyería a tener una de su propiedad.

No obstante, su carácter emprendedor provocó que buscara nuevas vías de negocio.”El hecho de tener que estar parado detrás de un mostrador no entraba en mis planes”, explicó Leal en una entrevista a EFE empresas.

Por ello, decidió “crear muestrarios y distribuirlos por los pueblos de alrededor”, de tal manera que “pronto conseguí fidelizar a más clientes”.

Ante la dificultad de ir de un sitio a otro con muestrarios muy pesados, “lo que impedía que la empresa siguiese creciendo”, se le ocurrió “hacer fotografías a los productos y comenzar así la venta directa de joyería mediante catálogos”.

Catálogos CRISTIAN LAY

“El negocio fue creciendo, de forma progresiva, invirtiendo mucha constancia, trabajo, perseverancia y formación”.

Salto empresarial

Así, la joyería dio paso a la empresa. En 1981 creó Cristian Lay, lo que no impidió que este empresario extremeño frenase en su espíritu emprendedor.

Todo lo contrario. Cinco años después, en 1986, abrió la filial de esta empresa de bisutería y joyería en Portugal, la primera huella internacional de un grupo que 28 años después está presente en 18 países con más de 130.000 colaboradores.

Esta progresión obligó a Leal a montar su propia fábrica con sus diseños. “Necesitaba tener el producto que vendía en la cantidad y el tiempo adecuados y, sobre todo, con la calidad que necesitaba”.Edificio CRISTIAN LAY

El empresario extremeño, una vez más, no paró y decidió apostar por otros sectores. Así nació su marca Perseida Belleza, fábrica de productos de Higiene y Cosmética.

Y es que “una vez que te conviertes en industrial, la manera de gestionar este tipo de empresas es bastante parecida: un hueco en el mercado, un valor añadido que ofrecer, un buen sistema de control financiero y de resultados, y sobre todo, contar con un gran equipo humano especializado en cada sector”.

PERSEIDA QuienesSomos

Salida al exterior

Leal tuvo clara desde sus inicios la necesidad de salir al exterior, como lo demuestra la presencia internacional del grupo, que para 2015 espera llegar a la veintena de países con su desembarco en Perú y Argelia.

En el manual de este empresario está claro que “no hay que tener miedo a salir al exterior, puesto que hay millones de posibles clientes esperando a recibir nuestros productos; tan solo hay que encontrar la manera de hacerlo y adaptarse al mercado en cuestión”.

Por ello, animó a las empresas españolas a internacionalizarse, pues “no es lo mismo estar en un mercado de 47 millones de clientes potenciales a estar en uno de 570 millones de posibles clientes, como es el caso de CL Grupo Industrial“, apuntó.

La clave de las personas y los valores

En su opinión, las claves de su éxito se basan en las personas y en los valores que “tenemos y desarrollamos” como son “agilidad, compromiso activo, honestidad, cercanía y ayuda mutua”.

“Cada día será bien empleado si hemos mejorado algo de nuestro trabajo”, argumentó al tiempo que destacó la importancia que tiene “la mejora continúa”.

De ayudante de joyería a estar al frente del mayor fabricante europeo de bisutería